611 409 849 / 91 821 59 98 info@cvbichos.com Horario: Lunes a Viernes - 10h a 14h y de 16:30h a 20:30h / Sabado - 10h a 14h
20181213 112016 0001

Enfermedades transmitidas por las pulgas y las garrapatas

Las pulgas y las garrapatas en España.

En España existen, principalmente, tres tipos de garrapatas que afectan a nuestras mascotas: Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus y Dermacentor reticulatus. Así como dos de pulgas: Ctenocephalides felis y Ctenocephalides canis, siendo la primera la más prevalente en toda la pensínsula.

zonasgarrapata

Tanto las pulgas como las garrapatas producen enfermedades que afectan, no solo a los animales, sino que también a los humanos (zoonosis)

¿Qué enfermedades transmiten las pulgas?

Por ellas mismas producen:

Pulicosis: las picaduras de pulga causan irritación cutánea y picor moderado en pequeños animales y en humanos, que puede llegar a ser grave si la infestación es grande, es decir, si no se le pone tratamiento y el número de pulgas aumenta.

Dermatitis alérgica a la picadura de la pulga (DAPP): en animales y personas hipersensibles a la saliva de la pulga, puede causar un prurito grave. En estos animales se suelen producir lesiones por rascado que derivan en problemas grabes de la piel como heridas, infecciones, etc.

dapp_1

 

Pero también es importante saber que transmiten un parásito intestinal, Dipylidium caninum, que afecta a perros y gatos por igual, al ingerir pulgas cuando se rascan con la boca; al llegar la pulga al intestino el parásito se libera.

Es muy común que el propietario acuda a consulta porque ve unas estructuras muy parecidas a “granos de arroz sin digerir en las heces” y es entonces, cuando el veterinario sospecha que el animal está parasitado por pulgas.

Ojo!! este cestodo (parásito intestinal) puede infectar a humanos, especialmente a los niños que juegan con animales de compañía con pulgas e ingieran accidentalmente una de ellas.

¿Y las garrapatas?

Las enfermedades trasmitidas por garrapatas no siempre van a dar síntomas y si los dan, ha podido pasar mucho tiempo desde que le quitamos la garrapata a nuestro animal, por lo que hace difícil su diagnóstico. Las más comunes que son:

  • Anaplasmosis y ehrlichiosis: son bacterias (Anaplasma spp y Ehrlichia spp) transmitidas por las garrapatas que producen enfermedades de curso muy parecidos. Atacan a los leucocitos (células de defensa) o a las plaquetas (imprescindibles para la coagulación de la sangre en heridas y demás). Los síntomas más comunes son: pérdida de peso, falta de apetito, letargo, depresión, fiebre, hemorragias nasales, sangre en orina y/o heces, ganglios linfáticos aumentados de tamaño…
  • Babesiosis: enfermedad más grave en animales jóvenes y en convalecientes. Producida por una bacteria (Babesia canis), que tarda alrededor de 15 días tras transmisión en producir los primeros síntomas. Son animales con pérdida de peso, síntomas hepáticos (vemos ictericia, las mucosas más amarillentas de lo normal), diarreas, fiebre alta que luego pasa a ser intermitente, vómitos, problemas respiratorio…Y si no se trata a tiempo es una enfermedad muy grave que puede llegar a producir fallo renal y hepático e incluso la muerte del animal.
  • Borreliosis: produce dolor en las articulaciones y cojeras intermitentes, la extremidad afectada suele ir variando. También puede que el animal se encuentre apático y con fiebre. Es más común en el norte de la península, ya que la garrapata que lo transmite vive mejor con mayor humedad y menores temperaturas.
  • Hepatozoonosis: el agente causal es un protozoo llamado Hepatozoon canis, que se transmite, no cuando pica la garrapata, si no cuando el perro se la come. En muchas ocasiones el animal no presenta síntomas, pero si los tiene veremos: letargo, depresión, fiebre, anemia, síntomas digestivos e incluso respiratorios.

La gran mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas también afectan al ser humano. Por eso es fundamental que si vais al campo o a zonas donde podáis estar expuestos os reviséis bien todo el cuerpo al volver a casa y si os quitáis una garrapata, lo comentéis con vuestro médico.

¿Cómo puedo evitar que a mi mascota le pase?

Muy sencillo, lo fundamental en este tipo de enfermedades es la prevención. Para ello en el mercado hay numerosos collares y pipetas que nos ayudaran a evitar que tanto pulgas como garrapatas lleguen a molestar a nuestros amigos peludos.

Pero, muy importante, no todos los productos son igual de efectivos, consulta a tu veterinario la pauta de desparasitación más eficaz para tu mascota. Variará según vuestra localización y forma de vida.

Mi gato no sale de casa, todas estas enfermedades…¿me olvido de ellas?

gato-rascandose

Aun que tu gato no salga de casa está expuesto, si que es verdad que mucho menos y no a todas las enfermedades. Pero, piénsalo, no nos quitamos los zapatos al llegar a casa y por la calle pisamos charcos, heces, hierba, etc.

No podemos estar seguros de no llevar ningún “amigo” no deseado en la suela de los zapatos y que nuestro gato se puede ver afectado.

La pauta es distinta a si saliese a la calle, por supuesto, pero igualmente hay que desparasitarle de forma regular.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *